Le Forum des Khâgneux

Vous qui entrez ici, abandonnez toute espérance. (La Divine Comédie; Dante Alighieri -1472)
 
AccueilAccueil  CalendrierCalendrier  FAQFAQ  RechercherRechercher  S'enregistrerS'enregistrer  MembresMembres  GroupesGroupes  Connexion  

Partagez | 
 

 Luis Martin Santos, Tiempo de Silencio

Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Aller en bas 
AuteurMessage
elisa

avatar

Nombre de messages : 122
Date d'inscription : 12/09/2009

MessageSujet: Luis Martin Santos, Tiempo de Silencio    Mer 8 Déc - 15:36

Luis Martin Santos, Tiempo de Silencio

(il manque les accents)
Tres apartados

Se trata de una narradora en primera persona que cuenta los tramites (démarches) que tuvo que hacer después de la muerte del marido ex combatiente en la guerra («las islas») de independencia de Filipinas. (Espana perdio sus utlimas colonias en 1898). No dejo nada. Unica solucion para ella y su nina es poner una pension pero para ello (pour cela) necesita ayuda que va a buscar entre (chez) los antiguos companeros del marido. Focalización interna (primer parrafo : seguimos los meandros de los pensamientos de la protagonista : se ve en la forma sintactica : complejidad sintactica : polisindeton, una consecutiva, una concesiva, otra concesiva). No es un discurso coherente. Lo interesante es la manera de contar, en un largo discurso narrativo, en el que se manifiesta el desajuste entre apariencia y realidad, de esa forma, se esboza (un esbozo : une ébauche) el retrato de la narradora y de su familia con el retrato en negativo (en creux) del marido. Las vivencias (experiences de vie) durante la posguerra a menudo se reducen a la supervivencia en un mundo en el que el lenguaje manifiesta el desfase entre apariencia y realidad.

1 - En un primer apartado veremos una galería de retratos.
el «yo» : viuda, legitima, tiene un estatuto social. Llora a un hombre. Va de luto. Detalle fisico : tiene «muy buenos colores» = mujer entrada en anos (âgée) (≠ entrada en carnes : bien en chair). Alquila un piso en un buen sitio, en Madrid. Idea poner una pensión para vivir. Activa. Se opone a las cloróticas (una mujer de armas tomar : qui n’a pas froid aux yeux), toma en mano las cosas. Acumulación de cifras. Sabe echar cuentas (= calculer). Hace un como inventario al principio. Se mezclan objetos, dineros, seres humanos.
La niña mayor : como una oximoron. Pasto de = être la proie de. La desgracia de mi nina : alusivo.
El marido : heroe de la guerra de Filipinas. Cachivaches filipinos, mantones (de Manilla = ha pasado a ser el atributo de la mujer española : en BP Galdós (siglo 19)). Excelente compañero.
los ex-compañeros : algunos huyen (se escaquean) cuando pide ayuda, pagan cantidades ridículas, piden dinero prestado (empruntent de l’argent).
Los posibles húespedes de la pensión : anima a algunos caballeros, categoría social pareja con la suya.
=> retrata una España mísera(ble) y huérfana : «la miseria negra».

2 - la crónica de unfracaso anunciado
fracaso matrimonial : mujer legítima pero engañada y mucho lo que confirma la hiperbole «las mil sucias», subjunctivo de la línea 17. La felicidad del matrimonio parece también empañada (ternir) pro el subjunctivo de la línea 14 : añade un valor hipotético, virtual. Sólo le quedan muebles convencionales, en estos muebles sólo quedan una cama de matrimonio alta estílo : no sirve.
Fracaso familial : la niña aparece cosificada a pesar de sus cuarenta años (llevar se emplea para las cosas) y puesta al mismo nivel que los muebles. Aparece instrumentalizada así como la nieta => intenta venderlas. Cf línea 26.
Fracaso del negocio. Línea 19 : los ex compañeros, había que acabar de convencerlos : la sintaxis muestra la dificultad ; muchos dieron poco dinero ; l 33 al principio (y sólo al principio) hubo clientela. El negocio se hunde = viene a menos : numerosas formas progresivas que rematan el fragmento («se fuera empañando», «fue perdiendo»).
=> sociedad decadente donde sólo quedan las apariencias

3 - el discurso de la narradora constituye una antífrasis : el lector pasa de la apariencia a una realidad sórdida
un discurso alusivo : una madre Celestina : la alcahueta que toma las riendas de la casa y del negocio. Del «tuvimos que» pasamos al «tuve que» ; «echarme a la calle».
La niña la viste (vestir) con faldas cortas para la llevar de visitas y para mostras la pantorillas (mollets) : como si de una mercancía se tratara. Carece de nombre propio la niña. Clientes : los posibles clientes de la pensión, pero se utiliza también por la prostitución. Serie de terminos que sólo remiten a personas de sexo masculino.
La teatralización, las máscaras :
la máscara de la narradora : la viuda de un héroe, pero el lector intuye que su marido era mujeriego (coureur de jupons) : «me estimaba a mí», no amaba. La perfecta viuda (≠ la perfecta casada) se va construyendo : con el maquilaje, los afeites (les fards). Le quita el velo : ademán muy teatral, como el telón (rideau, au théâtre). No dice me vestía de luto, sino «me veían»; pero cuando se quita el velo, no se quita la máscara : tiene la tupida pena : otra máscara = mujer calculadora, manipuladora.
La máscara del marido : un perfecto héroe? «la altura de las circunstancias» : asoma la ironía, poco escrupuloso, algo inmoral que respondo al estereotipo del macho ibérico.
El texto : gigantesca antifrasis, donde se inmiscuye el autor para criticar una sociedad que no es mas que apariencias :
* la anfibología (= el doble sentido) : vive en un buen sitio : pero para que? para la prostitución, en una boca calle (se puede pasar facilmente de calle a calle sin ser visto, a la esquina), cerca de casas malas.
Una expresión positiva viene matizada por una serie de cosas negativas. La atrativación tópica : las palabras huecas : excelente compañero, mi noble rostro. Aunque a veces se le escapan expresiones coloquiales que revelan su verdadero ser : empezar a tirar por ejemplo, la «paga pelada», las cloroticas, las mil sucias...
La hipálage : correr un tupido velo : passer sous silence. (aqui dice pena).


Traduction :
« (rendre le sí que») Ah! c’était un homme celui-là, et un vrai! Toujours à la hauteur des circonstances (enlever le verbe pour rendre l’oralité). Il avait vraiment de l’estime pour moi («a mí») et savait qu’une femme légitime fera toujours pour lui ce (subjectif) que ne pourraient pas faire les mille traînées, dont il ne pouvait ignorer les avances, quand il était aux Îles, et que des centaines de lieues nous séparaient. (Mais) à la fin, pour finir de les convaincre, j’enlevais mon voile, tout en sachant (aunque) que la plupart (los mas de ellos) n’avait pas d’argent et que leur maigre solde (sont des militaires) leur donnait juste (pelada) de quoi vivre, et je montrais mon visage, noblement baigné de larmes ; je m’étais un peu charbonné (hollín : la suie) les yeux avec un fard bleuté et pour paraître plus blanche et quasi exangue je m’étais maquillée avec beaucoup de poudre de riz car (pues), par malheur, j’ai toujours eu des couleurs (buenos colores). Et même si mon mari trouvait ça bien / aimait ça / appréciait que j’en aie, parce que ça lui donnait des preuves de mon tempérament, il reste que (no quita) beaucoup d’autres, victimes des dérives / horreurs de la mode, préfèrent les chlorotiques anémiées qui boivent du vinaigre ou qui sans en boire, étaient pâles, parce qu’elles n’avaient pas le sang riche.»

Un numero pelado : un chiffre rond
Revenir en haut Aller en bas
Voir le profil de l'utilisateur
 
Luis Martin Santos, Tiempo de Silencio
Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Revenir en haut 
Page 1 sur 1
 Sujets similaires
-
» "Aprenderas" de Luis Borges
» Un Cuento de Jorge Luis Borges "EL CAUTIVO"
» café grec : puis-je moudre avec mon Santos 6A ?
» Etude des supports textiles du peintre Henri Martin . (fibre, identification, tissage)
» [Provost, Martin] Bifteck

Permission de ce forum:Vous ne pouvez pas répondre aux sujets dans ce forum
Le Forum des Khâgneux :: Espagnol-
Sauter vers: